La Gaceta de Masía Aitona

Culla Templaria

 

                                                        

Esta vez nos trasladamos a Culla, un pueblo que se encuentra a 29 kms de Masía Aitona. Pertenece a la comarca del Alto Maestrazgo y la carretera sinuosa que nos conduce a este pueblo encaramado, al igual que Villafamés, en lo alto de un cerro, merece la pena recorrerla, aunque tengamos que atravesar un sinfín de curvas pronunciadas.

 

El reclamo turístico de Culla, como “ciudad mágica y medieval” no es sólo un anuncio publicitario, Culla, elegido como uno más de la lista de los “pueblos más bonitos de España” es realmente un pueblo que merece la pena ser visitado por varias razones.

Uno de los principales motivos para acercarse a Culla es su emplazamiento y entorno natural. Tocando el cielo, Culla es un “faro” terrestre, rodeado de las altas cumbres del Maestrazgo . Una auténtica delicia para el viajero que busca lugares singulares. No es un pueblo tan turístico como Villafamés, y por eso mismo, sus calles se libran de las hordas de turistas que invaden esta zona durante el verano especialmente.

 

Tranquilidad y calma para recorrer sus calles empedradas y visitar varios puntos de interés histórico y arquitectónico: el granero del Comendador, conocido como la “presó” (prisión), la iglesia parroquial de San Salvador, las ruinas del Castillo árabe, la famosa carrasca de Culla (árbol inmortal), y otros rincones que invitan a un viaje al Medievo templario

«Tocando el cielo, Culla es un “faro” terrestre, rodeado de las altas cumbres del Maestrazgo . Una auténtica delicia para el viajero que busca lugares singulares. No es un pueblo tan turístico como Villafamés, y por eso mismo, sus calles se libran de las hordas de turistas que invaden esta zona durante el verano especialmente».

 

Leyendas templarias

 

En el año 1303 las tierras del Señorío de Culla pasaron a manos de los templarios. Los historiadores aún se preguntan el interés que pudo despertar este pequeño pueblo para que estos “guerreros de la Fe” de la Orden del Temple, pagaran por este emplazamiento 500.000 sueldos valencianos en su compra.

 

Algunas teorías hablan de las fuerzas telúricas que al parecer confluían en este emplazamiento rodeado de las cimas del Maestrazgo. Pero si hacemos más caso a razones más terrenales y estratégicas, por su ubicación, Culla es un enclave crucial como frontera entre Valencia y Aragón.

 

Años más tarde, en el 1345, bajo la Orden de Montesa, se constituyó la Setena de Culla. Para entender en qué consistía esta mancomunidad, dejo aquí un enlace a un artículo muy interesante sobre el tema: http://castellon-en-ruta-cultural.es/la-setena-de-culla-o-comunitat-dherbatge/

 

Tierras prósperas de pastoreo, pese al agreste paisaje, tierras de acogida, cuando los cátaros huyeron de Occitania en el primer éxodo religioso Europeo. Los últimos cátaros exiliados llegaron a la Comunidad Valenciana en el primer tercio del siglo XIV para asentarse en las nuevas tierras conquistadas por Jaime I.  Cuando estas poblaciones llegaron a Castellón se integraron perfectamente y contribuyeron al desarrollo de la ganadería, la artesanía y el comercio.

El largo camino que recorrieron estos hombres y mujeres, hace casi 700 años, se ha convertido en un Itinerario Cultural Europeo, conmemorativo de este éxodo, denominado La Ruta de los Últimos Cátaros, que conecta la Comunidad Valenciana con el Midi francés a través de Aragón y Cataluña. https://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/especiales/ruta-ultimos-cataros-gran-tesoro-descubrir_1066907.html

 

Volviendo a los templarios, en Culla, concretamente, todos los años, en verano, a finales del mes de julio se celebran unas jornadas que conmemoran la conquista de Culla por los templarios. Son unas jornadas muy interesantes que merecen un artículo completo que, os ofreceremos en la Gaceta de Masía Aitona.

Otros eventos y actividades

Otro de los eventos que más turismo atrae es la recreación histórica “Culla 1233”, que suele celebrarse a principios de otoño. En estas jornadas toda la población se involucra y las calles de Culla se transforman literalmente en un pueblo medieval.

Batallas entre tropas cristianas y los sarracenos que finalmente son reconquistados, la venta de los prisioneros capturados, mercado medieval , exhibiciones de tiro al arco y lanzamiento de cuchillos, animaciones, desfiles, etc..  Un programa completo para un viaje inolvidable en el tiempo.


Si visitamos Culla con niños, también podemos introducirles a la Astronomía visitando el Observatorio astronómico turístico. A menos de 2 kms de Culla, en el paraje de San Cristóbal, se encuentra este observatorio en uno de los mejores miradores del Maestrazgo. Organizan visionados astronómicos para todos los niveles. http://astromaestrat.es/?v=ca0a754733ae


A continuación, en la zona del río Molinell también podréis disfrutar con vuestros niños del molino de agua de la Orden de Montesa del siglo XIII o pasear en barquita por el precioso estanque Molinell. Y por último, si aún hay fuerzas después de visitar Culla y su entorno, otra de las recomendaciones es visitar el parque minero del Maestrat.

También le dedicaremos un artículo entero en nuestra Gaceta, pero como avance decir que es un lugar muy especial. Se visitan dos minas y los niños disfrutan especialmente de este lugar.http://parcminerdelmaestrat.es/


Culla es sencillamente un lugar a no perderse, y desde Masía Aitona, os recomendamos la visita, aunque cuando atraveséis las curvas que hay que sufrir antes de llegar, os acordéis de nosotros…. Si os apetece una visita guiada por la Culla templaria, podéis concertar la visita en el número 678 135 160 o enviando un mail a: turismoculla@dipcas.es.

Y nada más, que disfrutéis de Culla y su entorno, a la vuelta nos lo contáis.

La Gaceta de Masía Aitona en las Redes Sociales